Qué es la Q*

El proyecto Q* de OpenAI, vinculado al despido y readmisión de Sam Altman como CEO, ha generado controversia. Según Reuters, basándose en fuentes internas, el proyecto podría representar un avance hacia la inteligencia artificial general (AGI).

Expertos de OpenAI alertaron en una carta sobre un descubrimiento en IA que podría ser una amenaza para la humanidad. Sin embargo, OpenAI no ha hecho comentarios al respecto.

Q* podría ser un nuevo modelo de aprendizaje por refuerzo (Q-learning), con avances en la resolución de problemas matemáticos. Este progreso, aunque inicialmente a nivel de primaria, muestra un potencial significativo. La AGI, capaz de razonar y aplicar conocimientos a futuros problemas, representa un salto cualitativo respecto a las capacidades actuales de IA, como las de ChatGPT.

La preocupación radica en que la AGI podría alcanzar o superar la inteligencia humana, especialmente en campos como las matemáticas. Reuters informa de tensiones internas en OpenAI y desmiente que el avance hacia la AGI haya motivado el despido de Altman. ‘The Verge’ sugiere que el conflicto entre los equipos de investigación y producto en OpenAI pudo haber influido más en su salida temporal.